Patrocinadores



Crónicas y series fotográficas de José Alexander Bustamante

__________________________

La Rama Dorada Literatura y Saber Compra y venta de libros nuevos y usados. Música y Películas.
Calle 27, entre avenidas 4 y Don Tulio, diagonal al Liceo Libertador

_____________________________
alexanderbustamante72@gmail.com

5.13.2012

Más fútbol y menos tv


Sed de Gol
Más fútbol y menos tv
Por José Alexander Bustamante-Molina
A propósito de estar por cumplir casi tres meses de haber renunciado a la TV por salud mental, fundamentalmente porque no hay nada que ver. A propósito del día de las madres y el típico domingo familiar de día de las madres, más ella de eso, y de cualquier otro postulado, entendí que el enigma que hace del fútbol ese evento trascendental, es el azar, y las contradicciones. A semejante reflexión me llevó las evidencias vistas  en el 3-2 del Manchester City.

El relator de FOX dijo que no creía en los milagros y sí en las hazañas.  Y en efecto, y a pesar de su pérdida de fe ante aquellos jugadores, incapaces de remontar, en efecto hubo una hazaña: ganar un título.

Producto del azar, de un cambio, de una decisión, quizá el de ingresar a Balotelli por Tévez, tal vez, nunca lo sabremos, producto de un cambio de jugadores castigados por Mancini, justo fue el italiano, final del partido, en una jugada confusa, tirado en el área, se deja caer, hace lo posible por pasársela a Agüero. Y este, viene entrando, atravesando el área, buscando un camino para que alguien se la pase, y  en efecto, le llega a sus pies, atrás queda mirando Balotelli, mientras Agüero hizo uso de uno de los mejores artificios del fútbol: amagar. Y cuando el amague es efectivo, los rivales quedan semi anclados al césped, y es ahí donde Agüero lo lanza, todos caen y dijo, justo en ese instante: “listos, quede solo al arco, ese arquero es malo”. En efecto pasó así, gol. No había más nada que hacer, campeones.

Clarín publicó un artículo de una agencia de noticias, donde comentaban el análisis del juego con estas declaraciones de un emocionado Agüero: "No sé de dónde saqué las fuerzas para hacer el gol, y tampoco sé de dónde sacó la fuerza el equipo para dar vuelta el resultado a tan pocos minutos del final. Pero lo importante es que lo hicimos y pudimos dar la vuelta olímpica. Creo que lo merecíamos".

Luego, relata lo que cree que le pasó por la cabeza en el momento del gol: “Ellos se habían cerrado muy bien y nos costaba encontrar los espacios para entrar”

La ausencia de análisis de fútbol como objeto, se debe al exceso de fútbol, y lo efímero que se ha vuelto. A toda hora, en varios canales, todos los días, en vivo, en diferido, en la madrugada. Hay una saturación, con un público mediatizado entre Messis y Ronaldos.

Sin embargo, la intermitencia de grandes, intensos y emocionantes encuentros, como cuando no había cable, cuando veníamos los mismos 10 o 15 partidos buenos al año, los mismos de ahora, en ese sentido, el triunfo del Machetester City, gracias al gol de Agüero, es un buen ejemplo, es uno de los pocos encuentros de alto nivel, de emoción, de esos que el lugar común llamaría “finales”.

Estar sin televisión, es mejor. La información corre por internet, que es el único medio que aún queda libre de los controles del poder, mientras la TV, que ya está toda controlada, se replantea sus funciones comunicacionales, para muchos solo quedará para entretener e inventar historias, como si fuera un proceso narrativo y de información.

Y ante este panorama reiterativo de tanto futbol y poco fútbol, solo veremos los mejores encuentros, entre historias que se inventan y otras que entretienen, como los Messis y Ronados.

De toda esa cantidad de fútbol, no quedará más remedio que someterse al principio de contradicción, es decir, seleccionar el fútbol dentro del futbol, en una entraña paradoja, tan extraña como el azar, el tiempo, como toda contradicción lúdica. Veremos más fútbol si vemos menos televisión. Veremos qué pasa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada