Patrocinadores



Crónicas y series fotográficas de José Alexander Bustamante

__________________________

La Rama Dorada Literatura y Saber Compra y venta de libros nuevos y usados. Música y Películas.
Calle 27, entre avenidas 4 y Don Tulio, diagonal al Liceo Libertador

_____________________________
alexanderbustamante72@gmail.com

5.14.2010

Prostitución, homosexualidad y fascismo


Los dos primeros ha sido hechos develados extra cancha y una propuesta cinematográfica hace una representación del segundo; un hecho deportivo del tercero, quizá el más peligroso, problemático y el que tenga más cómplices.
El primero, nos lo devela Zahia Dehar, de profesión prostituta, tuvo triplete con Ribéry,  Benzema y  Sidney Govou, para el momento de la jornada sexual con la selección francesa, la rubia Zahia era menor de edad, lo que hizo que la falsa moral magnificara el acto sexual pidiendo una sanción jurídica. Ella cobrará triple: por sus servicios, por denunciarlos y luego por quitar la denuncia.

El segundo, la homosexualidad, nos la devela una imagen “robada” a los jugadores del Barcelona Ibrahimovic y Piqué. La fotografía develó el otro lado del mundo íntimo del fútbol. Desde hace unos años la metrosexualidad entró al vestuario, y de los héroes guerreros de otras epopeyas deportivas, pasaron a modelos, al cuidado, al mundo chic.

Viajes, concentraciones en muchos hoteles, miradas, caricias y sentimientos que afloran: desde la fantasía erótica materializa por hermosas, desinhibidas y esbeltas mujeres hasta los atrevimientos y exploraciones sexuales con sus mismos compañeros, con su mismo sexo.
Buen ejemplo es la película Fuera del Vestuario (Róbert Douglas, Islandia, Reino Unido y Finlandia 2005),  la historia muy sencilla: el mejor futbolista de Islandia declara a una revista que es gay. Los directivos lo separan del equipo y Björn Hlynur Haraldsson (Ottar Thor) termina jugando en un club semi profesional de jugadores gay. Deberá enfrentar a su hijo, a su ex esposa (ex Miss Islandia en el film), a sus padre, dirigente del  club que lo apartó y a toda la opinión pública de Islandia. Una película que entra el vestuario del fútbol y nos lleva comprender parte de la problemática planteada, la cual aun necesita de más casos para confirmar las suposiciones.

El tercer tema, el más álgido, es el fascismo, nos lo devela Mauro Zarate y lo analiza Miguel Mora desde Roma para el diario El País de España, quien realizó un extenso reportaje sobre el tema, a propósito del saludo fascista que hizo el jugador argentino, mientras veía desde la curva de los ultras en el estadio olímpico de Roma un juego de su equipo SS Lazio. Zarate estaba suspendido, y por decisión propia ingresó a esa zona del estadio lo que generó algarabía entre los Tifosi celestes, pero que atrajo todas las miradas y lo captaron haciendo el saludo fascista.
El reportaje de Mora hace una semblanza sobre el tema y otros jugadores de Italia identificados con este movimiento ideológico: el portero del Milan, Christian Abbiati, Paolo Di Canio, Gianluigi Buffon, portero de la Juventus, que fue denunciado por la comunidad judía de Roma por querer llevar (luego desistió) en su camiseta el número 88 que remite Hitler.
La lista de Mora también incluye a Fabio Cannavaro del Napoli, Daniele De Rossi de la Roma, Alberto Aquilani quien colecciona bustos del Duce y comulga con la corriente xenófoba que aqueja al país: "Los inmigrantes son un problema".
En Italia hay dos casos  conocidos de jugadores que han sido víctimas del fascismo: Mario Balotelli, del Inter, italiano negro de origen ghanés (“No hay negros italianos”, era el eslogan de los fascistas) y Ricardo Quaresma, portugués también jugador del Inter. Dice el reportaje de Mora: “fue recibido por docenas de tifosi interistas cuando llegó al aeropuerto. Semanas después, los Cuore Negro han festejado con pintadas racistas la muerte de un gitano rumano de 14 años en un incendio fortuito.
Tres temas centrales que ameritan un debate profundo, por considerarse valores morales. El primero, por el comercio sexual, el segundo como una práctica de la sexualidad y el tercero por la radicalización a una ideológica primitiva. Veremos qué pasa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada